Guitarras locales en el corazón distorsionado del DF