“Her”: Arcade Fire y los sonidos de un amor

Her

Por: J. Ismael Canales | @YoSoyIshael

 

Realizar la banda sonora de una cinta no es fácil, La Academia lo sabe y por eso año con año otorga el premio máximo al mejor compositor, quien logra la perfecta fusión entre instrumentos e imágenes y Arcade Fire este año compite por el galardón por su realización del score de “Her”

Esta nueva cinta de Spike Jonze nos habla de un romance futurista y el score se adapta a la perfección, comenzando con ‘Sleepwalker’: notas de un piano eléctrico que nos transportan a un ambiente onírico, basta cerrar los ojos para sentir esa extraña sensación de estar durmiendo.

El sueño termina con ‘Milk & Honey’ una serie de vientos que simulan algo parecido a un despertador nos introducen a la soledad y reflexión de amanecer en una cama solitaria con ‘Loneliness #3 (Night Talking)’

‘Divorce Papers’ continúa con ese mood triste, reflexivo, ese stand by emocional que se siente después de un rompimiento. Pero siempre hay un momento donde todo cambia, donde vuelves a ser capturado por la esencia de alguien y vuelves a creer en eso que llaman amor. Esa transición es representada por ‘Morning Talk/Supersymmetry’.

Y de nuevo empieza la historia, de sensaciones placenteras, de tener a ese alguien en la mente, es como escribir una canción de a poco: primero unas notas de piano, después vientos de fondo y al final violines interpretando una melodía conocida que anhelabas escuchar de nuevo, así va creciendo el romance, como ‘Some Other Place’.

Lee también:  The Chamanas en las sesiones de freim, 8 años en línea

Así, cuando menos te das cuenta te encuentras inmerso de nuevo en un mar de emociones, la belleza y tranquilidad de ‘Song Of The Beach’, los pequeños baches superables de ‘Loneliness #4 (Other People’s Letters)’ y la formalidad y seriedad de ‘Owl’, un licuado de emociones disfrutables, como la vida, como el amor.

Pero no todo es eterno, los ciclos llegan a su fin generalmente de una manera dramática, con notas de piano que se mueven a gran velocidad como los recuerdos que se van, un in crescendo de momentos difíciles que terminan por romper todo hasta que dar en silencio, ‘Photograph’ es este punto de quiebre, el gran momento de “Her”.

‘Milk & Honey (Alan Watts & 641)’ es el bajón, el viento acaricia tu cuerpo y el piano musicaliza la inevitable caída, intentando que el golpe no duela tanto. Sin embargo sí lastima y se refleja en las tristes teclas de ‘We’re All Leaving’.

Lee también:  Alguien hizo un super cut de todas las películas de "Harry Potter" al estilo "Boyhood"

Un ciclo termina, el telón se cierra, los créditos aparecen al final de la cinta… ¿Y qué queda después? Sólo el vacío, la nada, dimensiones inmensas que te hacen sentir más pequeño. ‘Dimensions’ es un arrullo, una atmósfera, un piano, un pequeño y esporádico riff de guitarra y una batería intentan devolvernos la esperanza, seguir adelante, son una palmada en la espalda, reconfortante, reflexiva, una vuelta a la hoja, el perfecto final.

Win Butler y compañía le dan un giro distinto y enternecedor al piano y vientos, los clásicos instrumentos para realizar bandas sonoras, al agregar un pequeño toque electrónico y sintetizadores minimalistas que generan diversas atmósferas emotivas a través de los trece tracks de esta obra que se entrelazan en una misma línea, la del amor.

“Her” cuenta con la gran calidad musical que caracteriza a Arcade Fire, a pesar de que los canadienses podrían haber salido un poco de esa zona de confort e integrar más elementos sonoros al score, este trabajo es una gran obra, otra pincelada en el gran mural musical de estos grandes genios de nuestra generación.

Compártenos tu opinión:

share on: