La casa donde Kurt Cobain vivió su infancia, podría convertirse en museo