La lluvia no fue impedimento para celebrar a la música en el #212RMX | Freim