Los 10 discos más esperados de 2015

discos más esperados de 2015

El año que inicia apenas lleva va hacia la primera mitad de su primer mes, es un bebé. Sin embargo, la producción discográfica no da tregua y ya tenemos en camino varias producciones entre las que seguramente destacarán algunos de los mejores trabajos del año.

¿Cuáles serán las sorpresas? ¿Las decepciones y las ratificaciones? Nos metimos en una discusión seria con el equipo de Freim para brindar un somero panorama con las diez producciones anglosajonas de este año que inicia, las cuales esperamos con ansias locas, locas, locas. ¿Cuáles son los suyos?

 

1.- Panda Bear-Panda Bear Meets the Grim Reaper (Domino)

Con el tiempo, la psicodelia sabe mejor, y pasados cuatro discos al margen de Animal Collective, Noah Lennox ha desenmascarado no sólo su estilo propio y su aporte al combo de Maryland, quizás el más consentido del grupo en solitario. En éste su quinto disco, Panda Bear logra retomar aquellos colores con los que le agradaba pintar hace unos siete u ocho años, para tomar la madurez tonal agarrada en Tomboy (2010) y hacer uno de sus mejores discos a la fecha. Cuando leas esto el disco ya estará que se quema, si no recién salidito del horno.

Fecha de lanzamiento: 13 de enero.

 

2.- Sleater-Kinney-No Cities to Love (Sub Pop)

Humo blanco en la casa del mejor rock de chavas de los noventa. Banda estadounidense de culto de la segunda mitad de los noventa, las Sleater-Kinney no habían lanzado un disco desde hace diez años, sin embargo, han seguido en el mapa musical y en la escena post grunge de los noventa. El martes 20 de enero hay nuevo disco de ellas. Todos rockeamos como chamacas.

Fecha de lanzamiento: 20 de enero.

 

3.-Antony (sin fecha)

Una de las voces más privilegiadas del mundo de la música. Un personaje sin igual, Antony viene de no grabar nuevas piezas en estudio desde hace cinco años, si exceptuamos Cut the World (concierto sinfónico en 2012) y Turning, de aquel show especial que surgió como pretexto de un muy bello documental que lleva el mismo nombre. A finales de 2014 anunció que su próxima producción probablemente vería la luz este año, y que sería un disco “electrónico, intensamente político, con beats dancísticos, en mancuerna con el productor Hudson Mohawke.

Lee también:  5 Playas Nudistas en México

 

4.- Bob Dylan-Shadows in the Night (Columbia)

El jefe Dylan dijo ¿Y por qué no? Una vez más, la canción adquirirá un matiz interesante con el disco número cincuenta y tantos de su carrera, en el que hará ¡covers a Frank Sinatra! Ya hemos podido escuchar un par de cortes y el estilo de Dylan, campirano y sosegado en los últimos discos, está ahí una vez más para no hacer una versión fiel de las canciones del emblemático hombre elegante que parece no tener nada en común con “Bobbie”. Cejas levantadas, caras furiosas o sonrisas embelesadas, todos estaremos ahí para disfrutar el más reciente disco de una de las leyendas vivas con mayores licencias y credenciales de Estados Unidos. Ya queremos.

Fecha de lanzamiento: 3 de febrero.

 

5.- Belle & Sebastian-Girls Peacetime Want to Dance

Vamos a ser muy sinceros con nuestros lectores: sólo los fans de hueso colorado del cuerpo editorial se emocionaron con esta noticia, los más moderados dijeron que el combo escocés debió haberse desintegrado hace, por lo menos, tres discos. Sin embargo, y contra todo pronóstico, el más reciente placazo parece tener temas ligeramente renovados (no son una banda que arriesgue demasiado, sonoramente hablando), algunas letras que no están mal, y la voz siempre dulce y luminosa de Stuart Murdoch es garantía de un pop bastante padre y digerible.

Fecha de lanzamiento: 20 de enero.

 

6.-The Dead Weather (sin fecha)

Basta de esperas furiosas, fans de Jack White y Alison Mosshart. Rock de ese de guitarras furiosas y chamarras de cuero con onda, psicodelia bluesera grasosota. Tras dos reputados discos, el combo alterno de los Kills, los Raconteurs y uno de los muchos proyectos de Jack White estará en el foco musical este año, con un disco que esperemos esté a la altura de sus presentaciones en vivo, las cuales suelen ser explosivas, sensuales y macizonas. Larga vida al rock de cuero y gafas.

 

7.-Kanye West (sin fecha)

Qué demonios: lo amas, lo odias, te gusta a veces, sólo te interesa su vida privada. ¿Farsante engreído o genio artístico de este siglo? Las discusiones estarán aderezadas con el morbo y la sobreintelectualización, pero Kanye West sacará roncha este año con el sucesor de Yeezus, esperamos que sus delirios megalómanos rindan fruto de nuevo.

Lee también:  Lugares para escuchar Jazz en la CDMX

 

8.-Pj Harvey (sin fecha)

Es un hecho, este año hay nuevo disco de la Polly Jean, y no podemos sino estar esperando con una sonrisa de oreja a oreja. Desde hace cuatro años no hay nada de la autora del Let England Shake (2011), disco que debido a su extremo localismo no tuvo tanto pegue fuera de Inglaterra, sin embargo es un disco de contexto increíble, de los más refinados en su carrera entera. PJ Ha estado experimentando a profundidad en el lenguaje, este año publicará un libro de poesía y muy probablemente, en algún punto del año escucharemos su más reciente trabajo discográfico. Presentimos algo grande, en buena medida por lo bien que está envejeciendo ella, artísticamente hablando. A la distancia, muchos de sus discos adquirirán una relevancia cultural mayor. De ese vuelo.

 

9.-Radiohead (sin fecha)

Dos cosas rondan la poca información, en torno al nuevo álbum de los de Oxford: agarraron un segundo aire creativo a partir del In Rainbows, en 2007, pero el King of Limbs quedó a deber un poco. Pero parece que el músculo de Radiohead anda ejercitado: Jonny Greenwod ha estado evolucionando musicalmente a pasos agigantados, Thom Yorke y Phil Selway también han estado editando discos, y tras participaciones en soundtracks y los guiños que han dado en vivo, quizás podríamos estar ante otro placazo relevante. ¿Algunas de estas podrían estar?

 

10.- The Libertines (Sin fecha)

Escuchando los últimos trabajos en solitario de Pete Doherty y Carl Barat, no nos esperamos la próxima maravilla del rock británico e guitarras, menos cuando se trata de revivir una banda que no funcionó como pareja y que para su segundo álbum ya había temas no tan buenos. The Libertines fue más escándalo y guitarra que obras discográficas. Sin embargo, así como con Dylan y Kanye, los factores extramusicales harán que el tan anhelado por muchos regreso de The Libertines sea un trancazo en cuanto a suceso mediático se refiere. Lo estaremos comentando en el año.

Compártenos tu opinión:

share on: