Reseña: Santigold – 99¢

e0111392

A principios de noviembre del año pasado nos enteramos que Santigold estaría próxima a sacar un nuevo álbum de larga duración, su primer single fue “Can’t Get Enough of Myself” y aunado al track mencionó que el título de su material sería 99¢”. La fecha tentativa del lanzamiento era el 22 de enero pero se recorrió hasta el 26 de febrero.

Este nuevo release de la cantante, compositora y productora norteamericana había creado un poco de hype ya que desde 2012 no había sacado un disco nuevo, por lo que sus seguidores con cada single que sacaba se emocionaban más, eso sin olvidar que como productores invitados se encontraban Rostam Batmanglij de Vampire Weekend, Hit-Boy, Dave Sitek de TV on the Radio, Zeds Dead, Patrik Berger, Justin Raisen, Sam Dew, John Hill y Doc McKinney, algo muy prometedor en general.

No fue hasta este jueves 18 de febrero que vía NPR se compartió “99¢” completo por stream y de esta forma se pudo descubrir qué es lo que nos tenía preparado Santi White.

Empezando por su primer single “Can’t Get Enough of Myself”, podemos escuchar una nueva Santigold, manteniendo el pop pero con la inclusión de nuevos elementos. Aquí con la compañía de B.C nos presentan una melodía alegre que seguramente se te quedará en la cabeza un buen rato.

Dentro de esta nueva faceta también suenan ritmos más agresivos como en “Big Boss Time Business” que combina un ska melódico con algunas vocales que parecen simular al sonido que hacen los monos para después seguir con “Banshee”, otro single que Santi nos mostró recientemente y en el que se puede escuchar desde el inicio un “Come on!” que segundos después pasa a segundo plano para mantenerse durante todo el track que se viste de un punk rock muy a su estilo.

Continuamos con “Chasing Shadows”, una canción que parece inspirada en “Hard Knock Life” de Jay-Z por el piano que utiliza para la tonada principal, este también fue un single que nos mostró un pequeño spoiler del “99¢”. Walking in a Circle” se va hacia un lado más futurista al emplear una voz robótica que poco a poco se combina con la voz natural de White, de fondo tienen un beat inclinado al grime y al new wave que va muy ad hoc a la vibra lenta que contiene el tema.

“Who Be Loving Me” es una colaboración con ILOVEMAKONNEN que salió en diciembre del año pasado, se compone de un ritmo un poco apagado en comparación de las anteriores a pesar de contar con la inclusión de sonidos trap. Este es quizás uno de los mejores tracks del disco a pesar de no poner en relevancia la participación de su colaborador.

Volviendo un poco a los inicios de Santigold, “Rendezvous Girl” hace lo suyo a través de coros agudos y algo de synthpop, tal vez algo que extrañábamos de su parte en lo que iba del disco. Contrario a eso “Before the Fire” es una canción que no termina de explotar por completo, pero las percusiones son las que lograr rescatarla dándole personalidad.

“All I Got” tampoco logra su objetivo, su coro repetitivo puede volverse monótono y por lo tanto no llama la atención, tal vez debas escucharla un par de veces seguidas para encontrarle gusto. Enseguida aparece “Outside the War”, de esencia dramática y  acompañada de psych-rock, también no termina de estallar, falta “ese algo” para que le des repeat a la canción, traduciéndose como que se quedó corta de ideas ya sea en letra o producción.

En esta última parte del disco hemos escuchado una serie de canciones lentas y “Run the Races” no es la excepción, lo interesante es cuando White sube el tono de su voz conforme va avanzando la canción. Y finalmente nos encontramos con “Who I Thought You Were”, un tema que afortunadamente cambia el ritmo y se enfoca más al electro-rock con guitarra que sin duda empatan muy bien a la intensidad de la voz.

“99¢” es un LP que tiene sus momentos fuertes y otros no tanto, como sabemos Santi tiene la capacidad de moverse entre diferentes estilos lo que le ayudan bastante a no quedarse estancada, lo que faltaría tal vez es que sus ideas se concreten más para que entonces cada canción te atrape por completo y puedas escuchar el disco sin saltar una sola canción.

Compártenos tu opinión:

share on: