Sensaciones sobre la nada. Once piezas en galería Marso

sensaciones sobre la nada


Lee la primera parte de este artículo en G.A.S.

Por Sandra Sánchez / @phiopsia

Cada obra apela directamente a la universalidad de la pregunta por el sentido de la nada y del vacío. Al mismo tiempo que se reconoce la ausencia, se genera una contradicción con la presencia de las ideas y materiales que permiten enunciarla. Adrien Missika hace evidente la dialéctica en Pshhhh (2009), donde una fotografía en blanco y negro enmarca un espacio en blanco donde el espectador descansa la vista para detonar su significación. Otro ejercicio similar es el propuesto por Jong Oh, quien muestra parte de sus  Dependent Structure series (2013), donde el espacio es sutilmente delineado con cuerdas, plástico transparente y grafito. La presencia de las estructuras se relaciona directamente con el espacio expositivo, permitiendo al visitante generar consciencia sobre sí mismo y el sitio en donde se encuentra.

Lee también:  Disfruta del universo de Stanley Kubrick en la Cineteca Nacional

El lugar de la obra de arte también es una preocupación constante. El hecho de que las piezas se encuentren en Galería Marso (una casona de arquitectura porfirista) permite al espectador experimentar una proximidad entre el espacio, el concepto curatorial y la forma en que cada obra se manifiesta materialmente, no sólo mediante la vista, sino también mediante el sonido y el tacto.

La muestra puede visitarse hasta el 22 de marzo de 2014

Compártenos tu opinión:

share on: