“The Take Off And Landing Of Everything” Elbow y su nocturno reflejo

elbow_the_take_off_and_landing_of_everything-portada

Por: J. Ismael Canales | @YoSoyIshael

 

¿Han notado que su reflejo no siempre es el mismo? Hay ocasiones en que tenemos un mal día, momentos en que parece que todo conspiró para hacernos pasar un mal rato, llegamos a casa hartos, molestos, conflictivos. Nos paramos frente al espejo y no encontramos a nuestro yo de buenos momentos, observamos una dañada versión de nosotros, rasgos y gestos que señalan nuestra pesadumbre, es inevitable.

Esta metamorfosis también ocurre en la música, las canciones suenan a lo que nosotros queremos que suenen, a una alegre canción o a un mar de tristeza que nos guía poco a poco, nosotros damos sentido a la música y el nuevo material de Elbow es el ejemplo exacto.

Escuchar el álbum por vez primera un día normal nos puede resultar tedioso, “The Take Off And Landing Of Everything” está compuesto por 10 pistas con una duración promedio de 5 o 6 minutos, todas con métrica e instrumentación similar, por lo que escucharlo en un día ocupado hará que nos encontremos en un loop elbowiano desapercibido.

Pero si escuchamos el álbum recostados, a media luz, en ese instante del día donde estamos sólo nosotros y quizá con un mood melancólico o triste, vamos a poder escuchar perfectamente cada detalle de esta placa.

El tema que la inaugura es ‘This Blue World’ donde riffs de guitarra que se le unen a un casi desapercibido teclado y una voz reflexiva y los golpes de tarola guían a la canción hasta convertirla en algo distinto a lo que inició. Para ‘Charge’ nos encontramos con un piano profundo y un gran acompañamiento de diversos instrumentos de viento, un tema tranquilo que contrasta con ‘Fly Boy Blue/Lunette’, sus guitarras acústicas, su divertida linea de bajo, los eléctricos riffs atrevidos y su final muy folk.

Lee también:  Esta parodia del video de "Famous" de Kanye West con perritos es lo mejor que verás hoy

‘New York Mornking’ nos regresa a la tranquilidad con la que inició el álbum, sus vocales fuertes se acoplan con la guitarra y el piano meditativos, ‘Real Life Angel’ sigue la misma linea emotiva del álbum, es un complemento que refuerza la mitad del disco. ‘Honey Sun’ es quizá el tema más experimental de la obra, sintetizadores minimalistas se conjugan con una discreta batería electrónica, creando un tema con cierto aire triphopero pero conservando el piano y las armonías vocales que les gusta utilizar a Elbow.

La tristeza vuelve con ‘My Sad Captains’, de nuevo son las teclas y la batería las que nos guían a un estado de melancolía que la voz se encarga de aumentar y que se desvanece al momento de escuchar las primeras notas de ‘Colour Fields’, otro tema con un toque eléctrico pero sin tanta experimentación como ‘Honey Sun’, una pista que puede pasar desapercibida.

El penúltimo tema es el que le da nombre a la placa, siete minutos con once segundos de atmósferas, voces que se enciman capa tras capa, rasgueos sencillos a lo britpop, es el tema del disco más elaborado, aunque bien podría haber durado cuatro minutos. El álbum termina con ‘The Blanket Of Night’ una canción oscura, que nos da la sensación de un anochecer, las atmosferas nos recuerdan los rayos del sol alejándose mientras que la música y voz de los versos nos lleva a un rincón de tranquilidad, hasta llegar a un punto donde la pista acaba sin explotar, sin un desenlace, simplemente se muere de nada…

Lee también:  Mira en un video todas las películas que salieron en 2016

 

“The Take Off And Landing Of Everything” es un  álbum que no llega a cautivarnos, si bien sus temas se disfrutan en una noche solitaria, no llegar a dar ese plus de una catarsis emocional, es un álbum donde es difícil encontrar un punto cumbre, una canción destacada o un momento de alarido, además carece de un cierre, simplemente la música se detiene dejándonos con la espera de un gran final que nunca llega.

A partir de su álbum “The Seldom Seen Kid” la carrera de estos británicos empezó a decaer, esta placa esperaba ser el gran regreso del grupo, las expectativas en vez de cumplirse, nos hicieron pensar que ya hemos visto lo mejor que Elbow nos pudo ofrecer.

Compártenos tu opinión:

share on: