Vengan esos $5

Captura de pantalla 2013-12-16 a la(s) 17.54.04

@elcadadavere

El metro se ha presentado en diferentes etapas de nuestras vidas, desde ser el punto de encuentro para una cita, hasta ser el desenlace de una relación o de la misma vida de alguno que otro usuario.

Aún recuerdo la primera vez que viaje en metro, no sé, tendría quizá unos 5 años de edad, ni siquiera recuerdo cuanto costaba el boleto, seguro $1 o $2, como vivo en el estado de México lo más regular era llegar a Indios Verdes; pasaron años y siempre pensé que la ciudad cabía en la línea verde de Indios a Universidad, la verdad echaba de menos la mounstrosidad de las conexiones del Sistema de Transporte Colectivo, hasta que un buen día inauguraron y gracias a lo directo que era conocí el Chopo, llegando por la línea B a Buenavista.

Una noticia en la TV hace no mucho de hoy, una mujer forcejeo con otra que ni si quiera lo esperaba, la intención de la primera era aventar a su víctima a las vías, a lo lejos el conductor del metro se dio cuenta y logro parar al gusano naranja justo enfrente de ellas. La victimaria cayó directo a las vías, era gorda, por lo tanto era pesada y seguro su mal cometido pasional la llevaría un rato a conocer una prisión.

Nos vemos dónde siempre en el metro Rosario, llego onda las cuatro, pues en lo que camino del trabajo a San Pedro de los Pinos y en lo que llega el metro hasta el Rosario…

Lee también:  Celebramos 8 años en línea con #TheKraken

Ella: No tardes tanto

Él: Si, no te preocupes voy corriendo.

En el celular de él una impaciente lluvia de mensajes inunda de alegría su rostro, pues ella le ha enviado un sin fin de “te amos”, besos y otro desesperado sin fin de “ya quiero que llegues”

Él (en su mente): Estúpido metro va más lento de lo normal, (se quita un ligero suéter con el que es soportable viajar en el naranja) pinche calor esta de la chingada, hay el chingo de gente y el aire acondicionado para pura madre… No pasa nada ya llegare con ella.

3:51PM Terminal Rosario – A Correr –

3:52PM

Él: Hola, ¿Cómo estás? (se acerca para besarla)

Ella: Hola, ¡Extrañándote! (lo abraza)

Las rutas seguirán siendo las mismas.

La chica de alrededor 21 años de edad que se ha arrojado con su bebé a las vías del metro ha muerto, la pequeña bebé de escasos días de nacida milagrosamente se encuentra bien.

Nos vemos dónde siempre en el metro Rosario, llego onda las cuatro, pues en lo que camino del trabajo a San Pedro de los Pinos y en lo que llega el metro hasta el Rosario…

Ella: No te tardes

Él: Si, no te preocupes voy corriendo.

En el celular de él una impaciente lluvia de mensajes inundan de incertidumbre su rostro, han pasado solo algunos meses desde que él entro a ese trabajo que los mantiene alejados en tiempo, los textos van desde un: “¡Apúrate!” (en tono fuerte) hasta un: “¡Pues que vienes haciendo que no te apuras ya son las 3:45!”

Lee también:  10 canciones de amor para dedicar

Él (en su mente): Estúpido metro vas más lento que nunca, ya se encabrono aquella (se quita un ligero suéter con el que es soportable viajar en el naranja) pinche calor esta de la chingada, (nunca suda, pero el calor esta de la chingada y la preocupación de que ella está enojada le mantiene las axilas sudadas) No pasa nada, respirare hondo, llegare y la saludare normal.

3:51PM Terminal Rosario – A Correr –

3:52PM

Él: Hola, ¿Cómo estás? (se acerca para besarla)

Ella: ¿Por qué te tardaste tanto? Estoy que me lleva, esperarte aquí casi una hora, pues ni que fuera que…

El metro ha perturbado sus oídos, sus bolsillos y sus corazones, pues para ellos la espera ya no es la misma.

A mí no me hicieron encuesta, ni a nadie de los que conozco.

Hoy toque en el metro con mi banda, ¡Se pone de a madres!

Ayer compartí en face el video de la chica y el vagonero, una muestra de cómo deberían defender los ciudadanos sus derechos ante la corrupción inminente de nuestros gobernantes.

Y el conformismo se encuentra de cara al torniquete que dice tan amigable ¡Vengan esos $5!

Compártenos tu opinión:

share on: