Will Butler – “Policy” “La fuerza es enorme en éste”

Will-Butler-Policy-608x608

@alandmc

La música, como muchas cosas en este mundo, es una cuestión de disciplina, ensayos, tocadas y otros compromisos son importantes para cualquiera que se atreva a llamarse músico, la práctica lo es todo, imagina que un mecánico reparara autos sin un gato o desarmadores, llaves, etc. No podría hacer muchas cosas, lo mismo pasa con la música, en donde podemos apreciar un instante de preparación previa a lanzar materiales o formar bandas, no son enchiladas.

Ahora bien, el constante mejoramiento y práctica permiten adquirir una mejor imaginación y libertad en cuanto a lo musical se refiere; en 2013, Arcade Fire, dio cátedra de eso al mostrarnos una peculiar y esperada obra titulada “Reflektor” la cual, como bien dice el nombre, los puso en los reflectores de varios medios y reconocimiento mundial, pareciera que no, pero hace un año nos sorprendieron con una fulminante presentación en el Vive Latino, y en general, con un tour interesante, desde comienzo de este año algunas apariciones y remixes de parte de los miembros de la banda nos dieron de que hablar, Will Butler, el multinstrumentalista miembro de esta agrupación, quien es reconocido por su movimiento y carácter escénico espontáneo, ahora estrena su álbum en solitario, ocho canciones con estilos diferentes que tienen un sonido muy amplio, pero que no por eso resulta disparatado.

Lee también:  Belle And Sebastian está buscando la portada de su nuevo Ep

Tanta amplitud de sonidos entre tracks se hace presente desde el principio, en donde se da la bienvenida al álbum con ‘Take My Side’, una brillante canción de sonidos distorsionados con mucha influencia al rock vintage de The Who, con un ritmo apretado y desenfrenado, que pone de buen humor desde el principio, toda esa energía se canaliza en forma electrónica, con un bajeo de sintetizador y un ritmo animado en ‘Anna’, los versos de este track son pegajosos y repetitivos, te harán bailar sus pianos tan inusuales.

Un ritmo lento y piano nostálgico pone en el espectro sonoro ‘Finish What I Started’, un track muy ingenioso, de dulces armonías vocales, que recuerda un poco a Lou Reed y da un sentimiento agridulce a una canción fenomenal, para luego contrastar con algo más animado que lleva por nombre ‘Son Of God’, cargada de guitarras acústicas y coros interesante, que para este punto del álbum caen muy bien, ya que tanta diversidad sonora y corta duración mantiene al espectador escuchando sin complicaciones.

Luego de eso, un track con ritmos al estilo Nine Inch Nails, se combinan bellamente con esencias “Reflektor” en ‘Someting´s Comin’ la cual también resalta por sus sonidos levemente espaciales, que divierten al espectador, ‘What I Want’ sigue luego de esto, una licuadora de sonidos que combina un poquito de grunge con wester y una pizca de ritmo desenfrenado.

Lee también:  Bob Dylan rechaza la invitación al evento del Premio Nobel en la Casa Blanca

El ocaso llega con ‘Sing To me’ una canción que tiene gran carga en la voz y el piano, los cuales son los pilares centrales y con el paso de los segundo vas agregando sonidos espaciales así como filtros de voz, dejando un ritmo apagado que se elimina con ‘Witness’, un gran ejemplo de que un beat dinámico de estilo sesentero y un piano alegre siempre harán un gran tema, con sus coros y estructura asemeja a una canción de rock antigua y deja un sabor dulce de despedida, luego de una excelente entrada musical y un genial plato fuerte.

En general Will Butler nos regaló un álbum muy fresco, con experimentación formidable, los temas son cortos y el ritmo, en cuanto a los tracks del álbum, lo hacen digerible, cosa que se aplaude mucho, por último, y apelando a mi sentido más nerd, la fuerza es enorme en él, no les sorprenda si escuchamos más de sus materiales en solitario por allá, en una galaxia no muy lejana, que estaremos preparados si continua así

Compártenos tu opinión:

share on: