7 razones para no perderse a Kamasi Washington en Bahidorá

Festivales de Música 30/01/2018

author:

7 razones para no perderse a Kamasi Washington en Bahidorá

En Estados Unidos, el jazz de cepa más profunda suele ser toda una tradición, una herencia que abreva también del blues, la espiritualidad y la cultura afroamericana más profunda. Pocos casos como en Norteamérica, en los que el jazz logra enconarse con suma facilidad con el rap, la electrónica o la música del mundo,  y ser un género completamente disfrutable con el cerebro y el cuerpo. De entre toda esa tradición y rumbo a los quince años de trayectoria, hay un nombre que lleva en la cima cerca de tres años: Kamasi Washington.

Con 36 años de edad, poseedor de un largo aliento en el sax barítono, e hijo del cantante de funk Rickey Washington, Kamasi Washington posee hoy por hoy uno de los shows más consistentes y granados de su tipo, en donde el jazz toca de forma brutal con las nuevas generaciones, sin la necesidad de artilugios hipermodernos, en un tour de force jazzístico de tintes épicos y con un potente ensamble en el escenario.

Tras la salida de su maravilloso álbum The Epic de 2015, Kamasi Washington llega este año al Carnaval de Bahidorá 2018 para deleitar a todos y cada uno de los asistentes a Las Estacas, Morelos, con uno de los actos más potentes y memorables de todo el evento. Seguramente harán uno de los momentos más álgidos del sábado 17 de marzo.

Si aún están pensando en si ir o no, resta decir que su presencia en 2018 en otro punto del país luce improbable, dado la solicitud de fechas que posee Washington. Aquí les presentamos ocho poderosas razones para comprender que su presentación en Bahidorá será casi casi un suceso histórico de altos vuelos.

1. Es el heredero contemporáneo no dicho de John Coltrane

Mucho se ha comentado de la influencia estilística de Washington con “Trane”, la leyenda del jazz. Fue apenas hace un par de años que, en el documental de John Coltrane aparece Kamasi Washington para aportar sobre el amor y la admiración que le profesa éste a Coltrane. Sus inflexiones sonoras, sus largos pasajes y el candor espiritual que destila la obra Kamasi suelen ser muy similares. Claro, guardadas las proporciones y con un guiño pop más evidente que el autor de “My favourite things”. Emociona pensar que vivimos tiempos en los que podemos ver una expresión espiritual vuelta sonido de forma vívida.

2. Forma parte de la familia Brainfeeder

Jon Hopkins, Daedelus, TOKiMONSTA y sobre todo Thundercat. Todos ellos son sinónimo de gran calidad creativa y viven bajo el cobijo de la disquera que comanda Steven Ellison, parte de la dinastía Coltrane y mejor conocido como Flying Lotus. Si un disco trae el logo de Brainfeeder merece ser escuchado. En una de esas es probable escuchar el maravilloso saxo de Washington en sus surcos. Aquí una muestra colaborativa:

3. Compartió una noche con Pharoah Sanders y la Sun Ra Arkestra

Pocos han podido gestar una noche de verdadero jazz supremo, al lado de dos nombres con tanta consistencia musical como lo es la leyenda del free jazz Pharoah Sanders y la eterna y cósmica Sun Ra Arkestra. Washington puede verse como un privilegiado que se ha ganado su lugar a punta de una música genuina, palpable en The Epic, esa maravilla de disco que lo ha llevado a la cima.

4. Le puso el sabor a la obra maestra  de Kendrick Lamar

En 2015, Kendrick Lamar hizo una oda a la negritud que reconfiguraría los propios estándares de calidad del rapero de Compton, California, To Pimp a Butterfly. En el disco, Lamar se hizo valer de varios amigos para potenciar sus alcances creativos. Entre ellos figuraban el gran Thundercat y sí, Kamasi Washington, quien funge como arreglista en uno de los temas más finos y sobrios del disco, “Mortal man”.

5. ¡Compuso The Epic!

Clásicos de la música clásica, del jazz y el cosmos personal, The Epic es la obra maestra de Washington a la fecha y de paso un disco de largo aliento fenomenal, que le hace honor a su nombre, dividido en tres partes, que van contando una narrativa profunda que va del corazón hasta la parte más ínfima del universo. Largo, profundo, delicioso, consistente, sentido… un disco total.

6. Su groove sirve para contar historias

Algo imprescindible en los conciertos de Kamasi Washington es que entre canciones, el saxofonista es fluido para conversar e interactuar con el público, llevando su verborrea a una intimidad narrativa acogedora, con un dote y carisma natural para aportar dotes especiales a las historias que comparte tanto verbal como musicalmente. Talento nato.

7. Conocer su música es entrar al trabajo de otros

Kamashi Washington ha colaborado con leyendas del jazz y el funk como Wayne Shorter, George Duck, Herbie Hancock, raperos como Run The Jewels, Lauryn Hill, Nas, Snoop Dogg, Chaka Khan, y artistas electrónicos como Flying Lotus. Aquí algo reciente con Ibeyi.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!