Humla, el documental de aventura que atraviesa el río más caudaloso de Nepal

Tendencias 17/12/2020

Humla, el documental de aventura que atraviesa el río más caudaloso de Nepal

En la región más remota de Nepal se encuentra uno de los ríos más impresionantes del mundo para los amantes del deporte extremo. En 1987, un grupo de seis experimentados kayakistas realizaron exitosamente el primer recorrido, rápidamente la noticia se viralizó y así fue como este tesoro oculto asiatico se presentó al mundo. Después de 33 años, continúa siendo la meta de los practicantes de ese deporte.

En el documental Humla (2016) cuatro kayakistas se enfrentan a los 400 km de descenso accidentado del Humla Karnali, el río más caudaloso del Himalaya, mientras conocen la cultura del Nepal rural, una tierra que parece atrapada en el tiempo.

La película se estrenó en el Bilbao Mendi Festival 2016 bajo la dirección del kayakista español Mikel Sarasola. Es la segunda película que dirige sobre sus viajes a través de los ríos más grandes del planeta, siendo el primero Caminos del Agua, filmado en la Patagonia Argentina, otro de los lugares favoritos de los amantes del canotaje para vacacionar.

El Karnali es uno de los ríos más sagrados de la religión hinduista. A su paso atraviesa de norte a sur la cordillera del Himalaya, que comparte Bután, China, India y Pakistán. Debido a su caudal se requiere del uso de kayaks de tipo rígido o armables resistentes a ríos, asimismo, del manejo técnico y físico del deportista.

Durante el descenso se observa un gran cambio en las culturas de los pueblos que habitan el borde del río en pequeñas chozas de piedra. Siendo el Tibet la fuente del agua, naturalmente es fría, eso provoca que no exista tanta suerte cuando los locales realizan el acto de pescar.

Al llegar al final del Karnali, Chisapani, el escenario es completamente distinto al recorrido. El agua está llena de vida, con abundantes peces, grandes extensiones de bosques y un clima templado muy parecido al mediterraneo. Esta parte del Karnali está habitado mayoritariamente por familias cuyas culturas son más parecidas al de la India.

A pesar de que fue recorrido completamente hace poco más de 30 años, aún sigue siendo un lugar desconocido debido a su accidentada zona geográfica y a sus fronteras montañosas. Podríamos decir que está en su propia naturaleza ser aislada.

Para acceder al Valle donde se inicia el descenso del Karnali, se debe acceder por el pequeño aeropuerto de Simikot. El precio de los boletos para un viaje en avioneta suelen ser elevado para los locales, por lo que ellos son los últimos beneficiados de este medio de transporte.

Sin duda este río es el tope que toda persona fanática de este deporte extremo quiere experimentar y por lo que vemos en el documental, no faltan razones.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!