Indie y psicodelia, los pasajes sonoros de Álamo Paraíso

Música

author:

Indie y psicodelia, los pasajes sonoros de Álamo Paraíso

Álamo Paraíso se pasea entre el indie rock y la psicodelia con su nuevo álbum de estudio, El Cuadro, el cual a lo largo de 8 temas sorprenden por la frescura que le imprimen a dichos géneros con sus arreglos musicales, llenos de capas y texturas únicas. Se trata de un trabajo redondo que refleja la evolución al interior de la banda y que estará disponible en plataformas digitales el próximo 24 de septiembre. Dicho lanzamiento vendrá acompañado de un nuevo sencillo, el cual lleva el mismo nombre que el disco, y habla de la incertidumbre de la época y de los sentimientos más profundos provocados por las expresiones artísticas. Álamo Paraíso consigue tintes psicodélicos y festivos, en donde conviven sintetizadores, ritmos latinos y sonidos de animales donde no saber nada, aprender, soñar y preguntarse todo son las sensaciones que describe El Cuadro. El disco hace referencia al sencillo en su portada, donde se busca representar todas las canciones en un cuadro de arte.

La historia de Álamo Paraíso es como la de muchas bandas: inicia en la prepa, con 4 amigos hermanados por un gusto enorme a la música. Desde entonces, Osvaldo Vidal (guitarra y voz), Emmanuel Díaz (bajo), Gabriel Colín (guitarra y voz) y José Luis MartGon (batería); han pulido su sonido hasta encontrar una identidad con la que expresan su música, experiencia de vivir en las calles de la Ciudad de México, la cual se refleja en su EP debut, Visiones, lanzado en 2020 El Cuadro fue producido por Giancarlo Bonfanti (tecladista de San Pascualito Rey), y fue grabado en el estudio Fonobox en Ciudad de México, bajo la ingeniería y mezcla de L. E. Ros, y masterizado por Hernán Godas. Bonfanti también se encargó de los sintetizadores y pianos del disco, mientras que Max Íñiguez hizo lo propio con las percusiones.