Un año después, Vive Latino el ultimo festival que vivimos

Festivales de Música 15/03/2021

Un año después, Vive Latino el ultimo festival que vivimos

Oficialmente hoy 15 de marzo cumplimos un año de haber disfrutado el último festival en México, la cuarentena de dos semanas que nos prometieron se convirtió en un año que parece no tener fin. El encierro nos ha dado nuevas maneras de vivir pero algo que no hemos podido cambiar es la música en vivo.

Se cumple 1 año del último festival en México, el Vive Latino

Los intentos han sido muchos, desde shows online, conciertos en realidad virtual, festivales como si de videojuegos se trataran, conciertos en autos nada se compara con la sensación de haber comprado tus boletos meses antes, levantarte y preparar tu mejor outfit, sin olvidar que sea lo mas cómodo posible ya que sabes que en algún punto del día el cansancio te va a alcanzar. Juntarte con tus amigos para poder llegar todos juntos y armar un horario en donde nadie se pierda de su acto favorito.

Beber antes del festival porque a veces ser estudihambre no da para tanto, observar toda la merch no oficial pero que igual nos encanta afuera del festival, caminar mientras el ruido de la gente, los vendedores y los revendedores de boletos.

“¿Te sobran o te faltan?”

Te acercas al cerco donde te van a revisar y sabes muy bien lo que traes escondido y podrían o no encontrar. Disimulas lo mejor posible, bromeas un poco y hasta discutes: ¿Cómo demonios no va a pasar mi encendedor si dejas pasar mis cigarros?

Lo lograste, entraste a tu festival favorito, frente a ti muchas personas se toman fotos en los adornos que tocaron este año, animales que se mueven, un ojo gigante, banderas de colores, las letras del festival.

Comienzas a caminar hacia el primer escenario y las mariposas de las que tanto hablan en el amor comienzan a aparecer, a lo lejos escuchas los acordes de una canción que comienzas a tararear, tomas de la mano a tus acompañantes y los obligas a correr, lo más cerca del escenario posible, pasando entre miles de personas que no conoces pero estas unidx a ellxs por una banda.

Brincas, cantas, bailas, sudas, sonríes, quizás, si es necesario lloras, gritas, aplaudes y vuelves a correr, los horarios en los festivales nunca dan tregua y claro que ya vas tarde al otro escenario, en el camino encuentras el escenario sorpresa, esperas para ver si alguien que vale la pena estará tocando, o pasas de largo por que ya vas tarde.

Repites y repites una vez más, hasta perder a alguno de tus amigos, entre llamadas y mensajes que nunca van a salir ya que la red se saturó. Caminas y sigues buscando tus actos favoritos en algún punto los encontrarás.

El Vive Latino 2020 fue el último festival realizado en México, simultáneamente al estallido de la pandemia

Caída la noche con el cansancio en el cuerpo pero la felicidad en el alma te sientas un momento para descansar y mágicamente encuentras a alguien que no habías visto hace mucho tiempo, a tu amigo perdido o quizás con suerte un poco de comida para continuar la jornada musical. Ya no quedan muchas bandas pero faltan las más importantes, comienzas a entrar en el escenario principal, no importa cuanta gente empujes llegarás a la valla que divide el escenario.

El acto que esperaste pasó en un parpadeo, que hace que te duelan los pies y hayas bailado con desconocidos que te dijeron que también era su canción favorita. Aún queda por caminar todo el camino a la salida, el metro y con mucho pesar, quizás uno o dos transbordes. Con más suerte solo esperaras 45 minutos más un taxi que pediste por aplicación pero no puede pasar por el tráfico o irás muy apretado en un camión de esos que facilita el gobierno para volver a casa, una vez más el ruido de los vendedores de merch o dos pizzas por $50 te hace sentir familiar.

Llegas a casa, con trabajo quitaras los zapatos o quizás solo te acostarás, un día más de festival te espera y aunque solo duermas unas horas, despiertas listo para un día igual o mejor que el anterior.

Recordarlo duele, es increíble lo que hacíamos por escuchar música en vivo, no digo que no lo volvamos a vivir con suerte para la segunda mitad del 2021 volveremos a ser los mismos que se forman 6 horas antes de un show para poder entrar primero.

A un año de distancia del último festival, Vive Latino nos dejo grandes recuerdos como haber cantado dos días con 31 Minutos a pesar de nuestros veintitantos, el poder femenino que se vivió esa edición de la mano de Francisca Valenzuela, Ely Guerra, The Cardigans y más.

También los malos ratos con todas aquellas bandas que cancelaron por seguridad. Las grandes fotos de gente que uso cubrebocas aunque un año después sigo sin conocer a alguien que se haya contagiado en el Vive Latino más atípico y quizás lleno de miedo  y duda.

Hoy, 15 de marzo deberíamos estar descansando de una edición más de festival, el festival más importante en México, con más historia y que muchas bandas a nivel internacional desean pisar, el virus nos sigue quitando cosas, pero si somos más responsables, quizás pronto volvamos a cantar todos juntos.