M.I.A abrió su presentación en Nueva York con un discurso de Julian Assange